Noticias

Noticias (3)

Miércoles, 23 Diciembre 2015 02:27

El aire acondicionado en el trabajo

Valora este artículo
(1 Voto)

Vuelve la guerra de todos los veranos a las oficinas. La regulación del aire acondicionado provoca que el 75% de los trabajadores (un total de 15.051.900) discutan entre sí, según una encuesta realizada por el portal de internet MSM a mil de sus usuarios.

Aire Acondicionado y Salud Laboral

Los aparatos de aire acondicionado son una fuente de confort y de calidad de vida en las épocas más calurosas del año, pero a su vez pueden suponer un riesgo para nuestra salud si son utilizados de modo incorrecto o con una intensidad inadecuada. La legislación laboral vigente en esta materia indica que las temperaturas y las humedades extremas deben evitarse en los lugares de trabajo, así como los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire molestas.

LO QUE DEBES SABER…
  • La temperatura: lo ideal es que esté entre 24 y 26ºC
  • El mantenimiento: es importante limpiar los aparatos, sobre todo los filtros, ya que pueden acumular gérmenes u otras sustancias.
  • Riesgos del uso incorrecto: resfriados, cefaleas, contracturas, inflamación de garganta…

¿Cuál es la temperatura idónea?
Se recomienda el uso de aire acondicionado en verano, manteniendo una temperatura entre 24 y 26ºC, en el domicilio o en el lugar de trabajo; las normativas actuales recomiendan una temperatura no inferior a los 26ºC en locales de usos administrativos, comerciales, culturales, de ocio y estaciones de transporte, para ahorrar energía y reducir el consumo energético innecesario. En general, se considera que una temperatura inferior a los 24ºC no es confortable. Igualmente, se recomienda en los lugares de trabajo mantener la temperatura constante, promocionar la ingestión de líquidos y reducir el consumo de cafeína y alcohol. En bastantes ocasiones el uso de ventiladores es suficiente y su rendimiento energético es adecuado.

Valora este artículo
(0 votos)

Seguro que todas estas palabras son las que estás descubriendo, ahora que buscas información sobre el equipo de aire acondicionado que quieres comprar o renovar en casa. Pero, ¿sabes exactamente qué son todos estos nuevos conceptos que son clave en esta nueva compra? Nosotros intentaremos ayudarte si puedes dedicar 10 minutos a la lectura de este artículo.


Aire-aire

Esta es la bomba de calor más común cuando hablamos de aire acondicionado doméstico. Estos equipos, que proporcionan tanto frío en verano como calor en invierno, funcionan mediante la recuperación de energía del aire exterior y algo de energía eléctrica para hacer funcionar el equipo. Además, utilizan un gas, el R410 que enfría o calienta el aire, según nuestras necesidades.


Aire-agua

Estos equipos, con la recuperación de la energía del aire exterior, calientan el agua que se distribuye por los radiadores, fancoils o suelo radiante. Pero además, al estar conectados a un calentador de agua (hidrokit) se encarga de distribuir el agua caliente que se utiliza en el hogar.

Inverter

El sistema Inverter es el que potencia la capacidad para que un equipo alcance rápidamente la temperatura deseada y la mantenga de forma constante, sin que el equipo tenga que realizar fluctuaciones constantes de temperatura. Un climatizador no Inverter funciona a una única velocidad constante, excesiva para mantener la temperatura, por ello el compresor se enciende y se apaga continuamente derivando en grandes cambios de temperatura y un gran derroche de energía.


SCOP (COP)

El SCOP es el coeficiente de eficiencia energética estacional en calor. Este coeficiente de rendimiento representa la eficiencia del climatizador funcionando en calefacción durante toda la temporada (el valor del SCOP corresponde a una temporada de calefacción determinada). En el caso del cálculo del SCOP calculamos en base a una climatología fría, Estrasburgo desde -10ºC. Si calculáramos la eficiencia en base a una climatología mediterrénea la eficiencia estacional podría aumentar en más de un 30%.

En el caso de Panasonic, por ejemplo, una de nuestras bombas de calor tiene un valor SCOP de 5,40 y es un equipo con una eficiencia energética de clase A +++. Esto significa que será un equipo con un gran ahorro energético.


SEER (EER)

Este es el coeficiente de eficiencia energética estacional en frío. Este coeficiente energético representa la eficiencia de un climatizador funcionando en refrigeración, durante toda la temporada y se calcula como la demanda de refrigeración anual dividida por el consumo anual de energía en refrigeración.


R410A

Este es un refrigerante de alta seguridad, clasificado por ASHRAE (American Society of Heating, Refrigerating and Air-Conditioning Engineers) como A1/A1, es decir, no tóxico y no inflamable aún en caso de fugas. Este gas, utilizado en las bombas de calor, es una parte muy importante porqué es el que se encarga de transmitir calor o frío después de su paso por el compresor y de su proceso de líquido a gas o viceversa.

R410A no es peligroso para los humanos, pero como contiene CO2 el R410a no es que contenga CO2, se mide el GWP en CO2 que es la equivalencia en la huella de carbono, es decir, cuanto afecta una sustancia al calentamiento global y esto se mide en CO2, el R410a equivale a 1975 kg de CO2 en la atmósfera y es perjudicial para el medio ambiente es importante obligatorio por normativa que los procesos de instalación y mantenimiento se realicen de forma correcta y con un instalador autorizado. Es importante revisar cada dos años los equipos de aire acondicionado para comprobar el nivel de R410 y limpiar los filtros.


Ruido

Otro aspecto a tener en cuenta en la selección de un nuevo equipo de climatización doméstica son los índices de ruido (dB). En nuestro caso, Panasonic disponer de equipos domésticos súper silenciosos de entre 20 y 22 dB en la gama de Etherea y RE.
Valora este artículo
(1 Voto)



Es bien sabido que el calor es una de las principales causas de insomnio en verano. Los expertos sitúan el “umbral del sueño” entre los 22 y los 24 grados por lo que cuando las temperaturas nocturnas superan este nivel, como es el caso durante las olas de calor, resulta difícil conciliar el sueño. Pero ¿cómo combatir el calor nocturno para dormir bien? ¿es recomendable dormir con el aire acondicionado encendido toda la noche?

Según un estudio realizado por una conocida marca de climatización, 8 de cada 10 personas no pueden dormir bien en verano sin aire acondicionado. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el gasto energético que puede suponer tener el equipo encendido durante tantas horas. Por eso, para no renunciar a dormir bien y a utilizar para ello el aire acondicionado, te damos una serie de consejos para dormir bien con aire acondicionado.

Programar el aparato en modo noche

Los aparatos de aire acondicionado modernos cuentan con distintos programas de uso. Elprograma nocturno está específicamente diseñado para utilizar el equipo durante las horas de sueño, minimizando su consumo energético.

El acondicionador funciona hasta alcanzar la temperatura introducida y luego se para. A la hora aproximadamente la temperatura introducida aumenta de nuevo automáticamente 1°C. De este modo se ahorra energía sin perjudicar el confort nocturno.

No superar los 24 grados

Si nuestro aparato no dispone de modo nocturno, programar el aparato a no menos de 24 grados, que es la temperatura recomendada por el IDAE.

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Diciembre 2015 02:25